b

Sesiones Terapéuticas



En las sesiones con Ravi se trabaja a nivel físico con un tacto suave y presente y a veces más a nivel de fascias y tejido profundo. En el transcurso de la sesión se va de lo tangible a lo más sutil, terminando sin tocar a la persona trabajando en su campo energético.

La sesión pueden empezar o terminar con algún instrumento de vibración que libere y genere equilibrio. Si la persona lo desea se puede trabajar incluso con la propia voz para soltar tensiones internas y abrir el cuerpo a través de la propia vibración.

El proceso siempre va acompañado de comentar como uno se siente y en que punto está, para dar más integridad y conciencia al camino auto-curativo, que se acompaña en cada persona.

Las sesiones son para cualquier tipo de problema de salud física, emocional o inquietud espiritual, así como para mantenerse bien, no es necesario padecer nada en concreto. La intención es seguir elevando la vibración y el desarrollo de la conciencia, que va asociado a la sanación y la plenitud, siempre confiando en que, si es este el momento para dar claridad o sanación, sucederá. Y sino, ocurrirá en su momento.

Las sesiones suelen ser potentes y transformadoras. Lo mejor es venir sin expectativa y dejar que el proceso sanador te sorprenda. 

Como dice el Dr. Eric Pearl "Si estás de suerte la sanación puede ser lo que esperabas, pero si eres realmente afortunado será de una manera que jamás hubieras imaginado y el Universo tenía especialmente preparado para ti."

Sesiones en Girona - 625 91 62 61
Sesiones en Barcelona - 618 589 b195

TESTIMONIO
"Desde el inicio de la sesión me sentí totalmente conectada con la energía del espacio, con tu energía y con la vibración de tu música. Mi cuerpo se relajó rápidamente en el suelo, estaba absolutamente entregada al momento presente. Las extremidades me pesaban mucho, parecía que se hundían en el suelo, dejé de sentir sus límites. Toda la vibración del sonido la sentía en la zona central de mi cuerpo, en el corazón y la zona del plexo solar. Los primeros sonidos de los dos primeros instrumentos me sirvieron para desconectar del cuerpo y sentir. Cuando empezaste a tocar el instrumento de cuerda la cosa cambió....ahí conecté con mi ser profundo y cuando empezaste a cantar empecé a emocionarme. A llorar. Me caían las lágrimas lentamente y veía imágenes...de mi madre, con la que estoy en un proceso de sanación debido a nuestra difícil relación, y me sentí liberada...sentí que no tengo que luchar más, que todo está bien...sentí el Amor en mi cuerpo. Veía a mis hijos. Bienestar, paz, amor....conexión con mi ser interno y sonrisa interna. Sentí un agradecimiento profundo por tener la suerte de estar viviendo ese momento con mi pareja y contigo, por estar viva, por tener salud....todas esas sensaciones me acompañaron hasta el final de la sesión." Patricia.